La Fundación Starlight ve en el cielo oscuro un estupendo recurso para generar economía en muchos territorios rurales que por su situación de despoblación y bajo desarrollo industrial ofrecen un cielo nocturno de gran calidad, excelente para practicar las actividades propias del astroturismo. Existe un sistema de certificación Starlight que se crea con el objetivo de poner en marcha experiencias ligadas a la observación astronómica y fomentar un turismo responsable.

A nivel nacional, podemos encontrar muchas empresas con esta certificación. Una de ellas, es Entre Encinas y Estrellas, complejo astronómico-turístico que desarrolla su actividad en el medio rural, en plena dehesa extremeña, a pocos kilómetros de la localidad pacense de Fregenal de la Sierra.

Entre Encinas y Estrellas constituye el mayor complejo astronómico de Alojamiento de Telescopios de Europa y entre los primeros del Mundo, permitiendo trabajar a los astrónomos con los telescopios de manera remota desde sus casas, a miles de kilómetros. Pero si lo que quieres es disfrutar del increíble paraje natural, también cuentan con alojamientos espectaculares donde poder disfrutar de este envidiable cielo, pudiendo contratar una observación astronómica de la mano de un experto.

Hemos tenido el privilegio de obtener muchos más detalles sobre este complejo astronómico-turístico de la mano de Cindy Castaño, gestora de turismo en Entre Encinas y Estrellas. A continuación os dejo la entrevista: 

¿Cómo surge la idea de Entre Encinas y Estrellas y en qué línea se comienza a construir el proyecto?

Primero de todo Elena, queremos agradecer desde Entre Encinas y Estrellas que hayáis pensado en nosotros para este artículo, es todo un placer.

La idea surge de José Luis y Cristina, propietarios del complejo, dos navarros que se instalaron en Extremadura hace más de 20 años. José Luis es un gran aficionado a la astronomía y cuando llegó a Extremadura alucinó con la calidad de los cielos. Visualizó las múltiples posibilidades que ofrecía este recurso natural y de ahí nació Entre Encinas y Estrellas.

Gozamos de excelentes cualidades para la contemplación de los cielos estrellados y, al estar protegidos de la contaminación lumínica, son especialmente aptos para desarrollar en ellos actividades turísticas basadas en este recurso natural. Extremadura disfruta de posicionamiento y reconocimiento europeo, un lugar donde disfrutar de uno de los cielos más oscuros de la Europa continental.

Me gustaría resaltar también nuestro compromiso con el medio ambiente y el esfuerzo constante por realizar el mínimo impacto. Nuestras casas de madera están totalmente integradas en el entorno y sus cimientos son mínimos, de manera que se reduciría el impacto en el caso de que algún día nos tengamos que marchar, que esperemos que no.  Por otro lado, hemos rehabilitado un antiguo molino y desde el pasado mes de septiembre contamos con 4 casas más (ya van 7 en total), una zona de barbacoa, biblioteca y recepción.

¿Crees que la población es consciente del valor que tiene el cielo en estas áreas rurales?

Creo que la población cada vez es más consciente de este gran recurso natural, pero no estoy tan segura de si sabe cómo conservarlo. Por nuestra parte, llevamos muchos años divulgando astronomía, tanto a nivel nacional como internacional. No cabe duda que el Turismo Astronómico está en auge, pero para que sea un turismo de calidad tenemos que cuidar y mimar mucho nuestros cielos.

Sin duda, una asignatura pendiente es la concienciación sobre contaminación lumínica. Entre Encinas y Estrellas está trabajando en este ámbito y tenemos varios proyectos a la vista. Somos privilegiados al ser del 10% de la población mundial que puede ver la Vía Láctea a simple vista. Las ciudades están excesivamente iluminadas y están apagando la luz de nuestras estrellas.

¿Qué impacto consideras que tiene la empresa en el desarrollo rural de la zona? ¿Podrías facilitarnos algunos datos concretos de dicho impacto?

Sin duda, estamos realizando un impacto positivo en el desarrollo rural, de hecho ese es un pilar fundamental para nosotros. No se trata de Entre Encinas y Estrellas, se trata de hacer comarca.

A parte de las actividades de divulgación/formación nombradas anteriormente, las personas que se alojan con nosotros también favorecen al desarrollo rural participando en la oferta gastronómica y cultural de la zona. Además, cuando llevamos a cabo otro tipo de eventos como congresos o encuentros, nuestros visitantes ocupan muchos de los alojamientos de la zona.

Algunos datos más concretos:

He escuchado que 2019 ha sido un buen año para vosotros. Os han galardonado con el Primer Premio al Mejor Alojamiento Starlight a nivel Internacional ¡Enhorabuena!

¿Me podrías contar cuáles son vuestros objetivos para el 2020?

Nuestros principal objetivo es seguir mejorando y trabajar duro para ofrecer el mejor servicio a nuestros visitantes. Entre otras cosas, trabajando por la certificación de la Q de Calidad; seguir posicionados en el Nº 1 como referente de astroturismo en Extremadura y de los mejores de este ámbito en España; aumentar el alcance de las actividades de sensibilización y divulgación; y, por supuesto, continuar rompiendo fronteras, dando a conocer nuestra magnífica tierra, su cultura, sus tradiciones, sus gentes y su exquisita gastronomía.

Por mi parte, solo me queda agradecer a Entre Encinas y Estrellas haber compartido esta información con nosotros, y animar a todo el mundo a visitarlos y disfrutar de ese maravilloso entorno y sus cielos espectaculares.

Como hemos podido comprobar, el cielo como recurso atrae turismo de calidad, favoreciendo el desarrollo económico de las zonas rurales e impulsando la conciencia medioambiental. Además, es un tipo de turismo que permite crear sinergias entre otros atractivos del territorio, como puede ser la gastronomía, los monumentos y la naturaleza.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

Aunque la Navidad es la época en la que las tradiciones cobran más fuerza, ese afán que tiene nuestra sociedad por unificarlo todo y acabar con la individualidad, poco a poco va haciendo mella en todos los rincones del país. Cada vez más tradiciones de carácter global vamos asumiendo como propias, mientras que las más cercanas, las de nuestros abuelos y abuelas, se quedan en el olvido de las nuevas generaciones. ¿Cuántas veces habremos entonado el “All I want for Christmas is you” de Mariah Carey en estos últimos días? Muchas seguramente, pero si nos paramos a pensar en cuántas veces hemos cantado algún villancico tradicional de nuestro pueblo, de los que nuestros abuelos y abuelas entonaban, seguramente habrán sido muy pocas.

Hasta en unas fechas como estas, nos tragamos historias que no son nuestras, se nos cantan canciones que no son nuestras, mientras que nuestra tradición oral, nuestra memoria más cercana, se va perdiendo y, con ella, desaparece nuestra identidad. Por fortuna, en los pueblos no es tan difícil encontrar un pequeño reducto donde conservar la tradición, donde además valores como la comunidad y la sostenibilidad, toman gran importancia en estos días.

Sin ser mi intención el hacer un post enfrentando la “Navidad rural” con la “Navidad urbana”, no puedo evitar comparar algunas cuestiones y preguntarme ¿qué puede enseñarnos el rural sobre la Navidad? Y dando un vistazo a los pueblos de mi alrededor, me doy cuenta que hay mucho que aprender.

Con tan solo tres ejemplos, me atrevo a aventurar que, la Navidad Rural, se aleja un poco de la idea de Navidad que se suele tener en la gran ciudad, donde el consumismo tiende a primar como valor por delante aquellos más tradicionales como la solidaridad y la creación de comunidad. De todas formas, nunca es tarde para mirar un poco más a los pueblos, pues aún tienen mucho que ofrecer de lo que todos y todas podemos aprender.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

Llega el final de año y con el nuestra memoria de impacto, una memoria que ya es una sana costumbre con el fin de explicar y ser transparentes con lo que hacemos y decimos. Ha sido un año lleno de distintas velocidades, pero si algo representa a 2019 es sin lugar a dudas la palabra construcción. Haber adquirido el antiguo molino de nuestro pueblo nos da una nueva visión de lo que somos y hacemos en este mundo. Seguimos siendo ese grupo de personas que sigue arriesgando por su pueblo, durante este año 2019 hemos conseguido llegar a 4502 personas de las cuales 3033 están ligadas a los focos que nos permiten mejorar la Fijación de Población Rural: Empleo, tecnología, salud y educación. Los resultados son el esfuerzo por parte de todo un equipo en diferentes puntos de España que han intervenido este año ofreciendo servicios gratuitos en 190 pueblos.

Equipo en cifras

Ha sido un año de crecimiento y ajustes, un año en el que el equipo ha cambiado en varias ocasiones para adaptarse a los nuevos proyectos que por suerte para la España rural no dejan de llegar. Es en el ámbito de la tecnología donde hemos tenido un pequeño impasse y que retomaremos en 2020. En este momento un equipo de gestión de 7 personas trabaja desde las oficinas de nuestro pueblo (Arroyomolinos de León en Huelva), el resto de compañeros/as se sitúa en varias zonas de España hasta llegar a un total de 20 personas.

COP 25 y Encuentro mundial de empresas B Corp

Durante este año además hemos podido visitar Argentina con motivo del II Encuentro Mundial de Empresas B Corp, concretamente la ciudad de Mendoza y Buenos Aires. La fuerza del mercado frente a la inequidad y la crisis climática es un importante hecho que hemos podido recientemente materializar durante la Cumbre del Clima COP 25 en Madrid donde hemos presentado junto a otras 500 empresas B Corp de todo el mundo nuestro compromiso "cero eminiones". Así durante 2019 y por cuarto año consecutivo, AlmaNatura se ha convertido en una de las mejores empresas para el mundo y una de las B Corp Españolas con mayor impacto en todas las áreas de evaluación según la última puntuación de 153,8 puntos sobre 200 obtenida en la certificación B Corporation. Y además hemos recibido el galardón por nuestra implantación nacional en pro de la reactivación de la España rural en la VI Edición de Jardines de Campo.

Lo expuesto sería imposible sin contar con nuestros aliados, colaboradores y entidades estratégicas que han hecho suyo nuestro propósito de reactivación rural. Gracias por un intenso 2019 lleno de oportunidades para las comunidades rurales donde hemos intervenido. Sin duda alguna una increíble diferencia entre el decir qué haces y él hacer. Gracias a Coca-Cola España, Fundación Caja Rural, Enel Green Power, Universidad de Vigo, Red Eléctrica Española, Telefónica, Diputaciones Provinciales de toda España, etc.

Algunos proyectos destacados

A continuación destacaré algunas de nuestras  propuestas para ayudar en la Fijación de Población Rural y que nos han permitido conseguir la preciada triple cuenta de resultados (Social, Ambiental y Económica):

Infografia interactiva de resultados AlmaNatura 2019

Reinvertimos nuestros dividendos

Con el compromiso de continuar activando comarcas rurales hemos adquirido el molino más antiguo de nuestro pueblo que convertiremos en espacio de trabajo remoto. También hemos invertido el 1% neto en proyectos de emprendedores rurales como Revista Salvaje y hemos creado la Fundación AlmaNatura, una entidad que va a reforzar el trabajo que ya venimos realizando en los pueblos de España. También compensamos el CO2 generado en nuestra actividad (principalmente por la utilización de vehículos y dispositivos electrónicos) invirtiendo en el bosque Génesis ubicado cerca de Picos de Europa, adjuntamos el certificado de compensación de CO2 del año 2019.

Mejoras para 2020

Analizando los resultados de cambio atribuibles a propósito y respecto a anteriores años mantenemos las cifras de todos los programas excepto en RuralTIC dirigido a la alfabetización digital de personas mayores en el entorno rural. En este momento estamos buscando un nuevo aliado que quiera formar parte de este proyecto de la alfabetización digital, clave para el empoderamiento tecnológico de los territorios rurales.

Atraer a nuevos pobladores que den un giro a la demografía del mundo rural es un compromiso adquirido con anterioridad que por fin hemos conseguido este 2019 y que evaluaremos los resultados durante 2020. Hemos abierto varias vías de colaboración con entidades privadas y públicas con el fin de poner en pie holapueblo.com, un proyecto que atienda a neorrurales que quieren cambiar de vida.

Nuestro espacio de trabajo remoto [almanatura labs] lo inauguraremos en octubre 2020, donde pretendemos retar al presentismo laboral demostrando que trabajar en remoto es más productivo y ayuda a la activación de nuestras comarcas rurales.

Espero que disfrutes de unos días de descanso y comiences un nuevo año cargado de ilusión y propósito. ¡Feliz 2020! :)

¡Subscríbete por email para seguir informado de AlmaNatura!

La cumbre chileno madrileña es la última antes de 2020, año que se fechó como límite en el Acuerdo de París para su entrada en funcionamiento. Estos cuatro años que han precedido a la COP25 deberían haber logrado mecanismos capaces de garantizar una correcta revisión de los compromisos, de forma que deban ajustarse a las indicaciones del informe especial del IPCC sobre 1,5 ºC.

Por desgracia, esos mecanismos han quedado sustituídos por un diálogo entre países. Salvando unos discretos compromisos, los doce días de duración de la COP25 evidencia la importante diferencia entre lo comprometido y lo necesario. Es imprescindible que la COP25 proporcione compromisos firmes, señales políticas claras, claridad en los próximos pasos de todas las partes, en particular de los mayores emisores, sobre cómo aumentarán su ambición climática mediante la creación de ODS transformacionales mucho antes de la COP26.

Las B corps en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25)

Las B Corp estamos abordando el gran problema del cambio climático a través de una respuesta colectiva y decidida, que anima a las compañías a declarar la emergencia climática, a desarrollar planes de reducción y compensación de gases de efecto invernadero y participar en B Corp Climate Collective; la defensa del clima, utilizando el colectivo como forma de alcanzar una economía cero en carbono; y la constante revisión y, si es necesario, actualización de los criterios requeridos a las compañías integrantes para su correcta adecuación a las necesidades actuales.

En el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) celebrada en Madrid durante estos días, más de 500 empresas se han comprometido públicamente hoy a acelerar la reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero. Estas compañías aplicarán medidas para alcanzar un nivel neto cero de emisiones para el año 2030, 20 años antes de los objetivos fijados en el Acuerdo de París (2050), y contribuirán de esta forma a la limitación del calentamiento global a 1,5 ºC.

Las B Corps son empresas que cumplen con los más altos estándares de desempeño social y ambiental, de transparencia y de responsabilidad legal. Hay más de 3.000 B Corps en el mundo, de más de 70 países y 150 industrias, que aprovechan su fuerza empresarial para resolver los principales desafíos sociales y medioambientales a los que se enfrenta el planeta actualmente, incluida la crisis climática.

Este compromiso con la reducción drástica de las emisiones de carbono, que conduzca a un futuro neto cero de emisiones para 2030, forma parte de los esfuerzos de acción climática de las B Corps en el mundo. Además, demuestra un verdadero liderazgo por parte del sector privado en una época de graves disturbios e incertidumbres ambientales y económicas.

Gonzalo Muñoz, Campeón Climático de Alto Nivel para la COP25, apunta, por su parte, que,“como cofundador de la primera B Corp en América del Sur, cofundador de Sistema B, y como Campeón Climático de Alto Nivel de la COP25, me entusiasma anunciar a la secretaría de la UNFCCC, y al mundo, los compromisos y el coraje de más de 500 B Corps para lograr reducir sus emisiones netas a cero para 2030. Todos los sistemas económicos deben cambiar si queremos evitar el peor impacto del calentamiento global y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La comunidad global de B Corp tiene un papel fundamental que desempeñar en este proceso. Necesitamos el liderazgo empresarial para acelerar el ritmo de las reducciones de emisiones en cada una de las empresas y abogar por una política favorable al clima con los gobiernos. Las B Corps pueden liderar este camino para demostrar lo que es posible realizar, tanto individual como colectivamente”.

Declaración de la comunidad B Corp para la COP25

Vivimos tiempos convulsos. La conferencia mundial sobre el clima, clave para abordar la aceleración del cambio climático y el colapso ecológico, se ha visto obligada a trasladarse a otro lado del mundo cuatro semanas antes del evento. Esta situación se produce como consecuencia de la amenaza más inmediata y creciente para nuestro orden social mundial: la persistencia y aumento de las desigualdades sociales.

Para nosotros, está claro que estas dos crisis están relacionadas, y las respuestas se ven limitadas por un sistema económico que premia la búsqueda de beneficios al tiempo que externaliza de forma insostenible sus costes medioambientales y sociales. Esto se refleja en decisiones que dan prioridad a la rentabilidad financiera a corto plazo, a menudo a expensas de las personas, las comunidades y el mundo natural del que depende toda la vida. Como líderes empresariales, reconocemos estas crisis como una amenaza sobre la salud de los mercados y de las empresas. Como seres humanos, reconocemos estas crisis como amenazas sobre nuestra calidad de vida y la de nuestros hijos.

Tendremos más que decir en un futuro próximo sobre este fallo subyacente del sistema, pero, en el contexto de la COP25, la ciencia demuestra que un aumento de 1,5 °C en la temperatura media mundial es el límite para reducir el peor impacto sobre nuestro planeta y sus habitantes, especialmente en las comunidades de primera línea, que serán las más afectadas. En la trayectoria actual, se estima que alcanzaremos este límite en 2030.

Creemos, por tanto, que es imperativo que todas las empresas muestren liderazgo en la eliminación de las emisiones de gases de efecto invernadero, en la reducción de la huella de carbono y en la garantía de una transición justa de los trabajadores desplazados y de las comunidades hacia una economía de cero emisiones netas. Además, creemos que es imprescindible usar el poder de nuestra voz colectiva para abogar por cambios de políticas que eliminen obstáculos, alineen incentivos e impulsen una acción climática contundente.

Un compromiso con la acción climática

El movimiento B Corp es una iniciativa de liderazgo. Todos sus miembros firman una Declaración de Interdependencia en la que se afirma que "todos los negocios deben llevarse a cabo como si las personas y los lugares importaran [...] y que, por lo tanto, somos responsables unos de otros y de las generaciones futuras". Todos los miembros de B Corp se comprometen legalmente a llevar a cabo sus actividades teniendo en cuenta el medio ambiente y a todas las partes interesadas, no sólo a los accionistas.

En este contexto, el movimiento B Corp está desarrollando las siguientes medidas urgentes: 

Reafirmamos hoy nuestro compromiso con la acción colectiva e inmediata para detener e invertir la trayectoria climática actual y construir un sistema económico cuyo propósito sea crear prosperidad compartida y duradera para todos y a largo plazo. No sólo hacemos un llamamiento a nuestra comunidad B Corp, sino a todas las empresas para que promuevan soluciones climáticas significativas que aseguren la salud de las personas y de nuestro planeta para las generaciones futuras.

Desde AlmaNatura destacamos algunas claves de nuestra declaración de emergencia climática, incluyendo a nuestro equipo de trabajo para convertirnos en agentes de cambio en todos nuestros procesos como empresa social.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

La realidad de los negocios y establecimientos de nuestros pueblos, es que tienden a desaparecer si no hacemos algo por evitarlo. Si los establecimientos y negocios cierran, se pierden recursos que hacen sostenibles nuestros pueblos y que forman parte del atractivo que pueden hacer decidir a familias quedarse a vivir en ellos.

Desde siempre hemos escuchado que hay que estudiar para tener un futuro mejor, y que ese futuro está en las ciudades porque en los pueblos no hay trabajo. Pero, ¿Hasta qué punto es esto una realidad?.  El pasado viernes, tuve la oportunidad de poder asistir a las “I Jornadas sobre proyectos empresariales de éxito en Mancomunidad Sierra Minera” en el municipio de Cañaveral de León. En estas jornadas se explicaron los distintos organismos públicos existentes para el asesoramiento a emprendedores y autónomos. ¿Sabéis que en la Comunidad Autónoma de Andalucía existen organismos públicos que te asesoran para poder emprender en el mundo rural? ¿Sabéis que hay una unión de autónomos en la que puedes asociarte para beneficiarte de sus ventajas?. La verdad, es que yo hasta relativamente poco tampoco tenía constancia. En el caso de la Comunidad Autónoma de Andalucía disponemos del “CADE” (Centro Andaluz de Emprendimiento) , y también podemos encontrarnos  la UATAE (Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores), son organismos que podemos utilizar de forma positiva para empezar un proyecto o negocio en un municipio. 

En ocasiones jóvenes emprendedores, mujeres y otros distintos colectivos se encuentran muy perdidos a la hora de llevar a cabo el inicio de un negocio, en la mayoría de los casos no se inician precisamente por el desconocimiento de las herramientas de las que disponemos a nuestro alcance, probablemente por una mezcla de “falta de interés”  y “falta de visibilización”, por ello, me resulta muy interesante hacer una mención en este post de que existen organismos que nos pueden ayudar, asesorar, darnos a conocer, y hay que hacer más visibles los recursos de los que disponemos en nuestros municipios, clave para la fijación de población rural.

Hazaña. I Jornadas sobre proyectos empresariales de éxito en Mancomunidad Sierra Minera

En las Jornadas realizadas en Cañaveral de León, además de informarnos que estos organismos existen y están ahí para aprovecharlos tuve la suerte de presenciar casos reales de emprendimiento en el mundo rural, como son; Isabel Hernández Artesanía Flamenca, de Arroyomolinos de León, Cercado Nuevo Huevos Camperos, de Cala, Hostal Restaurante Carmelo, de Santa Olalla del Cala y La Última Dehesa, de Hinojales, unos con más años de trayectorias, otros iniciando el camino. Las historias de esos proyectos son apasionantes, historias reales donde podemos ver que sí es posible emprender en un municipio, bien tenga 400 ó 2000 habitantes, y donde también es posible tener éxito, incluso también poder llegar a exportar tus productos a nivel internacional, como es el caso de Isabel Hernández y Antonio Jesús Romero Triano. 

Aunque detrás de todos ellos hay una realidad, hay un gran trabajo, y también una necesidad de adaptación a las nuevas tecnologías y una gran necesidad de formarse, no solo para iniciar un proyecto o montar un negocio, si no también para aquellos organismos que están ahí para ayudarnos a que eso sea posible. 

Por tanto, hemos visto que sí es posible emprender en un pueblo, y no solo posible sino también muy necesario para mantenerlos vivos. Muchas veces pensamos que para iniciar un negocio solo hace falta dinero, y si hace falta, pero también es necesario la formación, adaptación y unión de los municipios y negocios. En las Jornadas, los empresarios a parte de poder compartir sus experiencias, también pudieron conocerse entre ellos y nos dieron la oportunidad de conocerlos a ellos también. Tenemos la obligación de proteger, colaborar e impulsar los establecimientos y pequeños negocios de nuestros municipios.

¿Y cómo podemos impulsar el comercio local?

Debemos aprovechar las oportunidades que nos ofrecen los pueblos, aprender de en red y nutrirnos de las ventajas económicas y sociales que nos brinda el mundo rural.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram